La acupuntura es una práctica originaria de la medicina tradicional china, basada en la estimulación de diferentes puntos de la anatomía del cuerpo humano con la finalidad de producir un efecto analgésico y aliviar una amplia gama de patologías.

La técnica más habitual de la acupuntura es la introducción de agujas muy finas en la piel. No obstante, no es la única. Clínicas Beiman aplica también la laserpuntura, una aplicación la que un láser de alta tecnología realiza las funciones que en la acupuntura tradicional realizan las agujas.

Clínicas Beiman aplica la laserpuntura en sus clínicas de Jerez, Las Cabezas y Sevilla.

¿En qué consiste la laserpuntura?

La laserpuntura consiste en estimular diversos puntos señalados de la anatomía humana con fines terapéuticos. Estos puntos son los llamados “puntos acupunturales”. Según la medicina tradicional china, hay 361 puntos acupunturales en el cuerpo humano distribuidos en catorce meridianos o canales.

Mediante un dispositivo emisor de una onda muy parecida a la de la luz natural, la laserpuntura permite alcanzar estos puntos señalados. El láser utilizado por este dispositivo emite una frecuencia de onda en el espectro de los infrarrojos. La luz infrarroja alcanza una penetración muy profunda bajo la piel.

Este tratamiento es indoloro y se realiza en seis sesiones distribuidas a lo largo de un mes.

¿Para qué sirve la laserpuntura?

La laserpuntura se aplica para el alivio de las siguientes patologías, lesiones y enfermedades:

  • Dolores lumbares crónicos.
  • Osteoartritis de rodilla.
  • Dolores de cabeza, migrañas.
  • Síndrome de túnel carpiano.
  • Fibromialgia.
  • Molestias menstruales.
  • Contracturas musculares.