La neurofisioterapia es una especialidad de la fisioterapia que trata a pacientes con daño neurológico, ya sea de nacimiento o adquirido. El objetivo de nuestros neurofisioterapeutas es que nuestros pacientes reduzcan al máximo sus alteraciones biomecánicas y psicomotrices. Es una especialidad que necesita de tratamientos de larga duración.

El control motor es la capacidad para regular o dirigir los mecanismos esenciales del movimiento. En ocasiones, un daño neurológico puede alterar el control motor del individuo. Puede ocurrir con las dificultades propioceptivas, la espasticidad (los músculos se mantienen contraídos), la hipotonía (baja tensión muscular), la hipertonía (excesiva tensión muscular), la ataxia (falta de control y coordinación muscular) o la distonía (contracciones musculares involuntarias), por ejemplo.

En Clínicas Beiman contamos con salas especializadas para tratamientos de neurofisioterapia en nuestros centros de Jerez, Jaén y Aljarafe. En ellas disponemos del equipo necesario para realizar el trabajo más completo, guiado por especialistas en neurofisioterapia. En nuestro centro de Jerez colaboramos con Activaclub para la realización de terapia en agua.

Nuestros neurofisioterapeutas trabajan en coordinación con especialistas de otras áreas de Clínicas Beiman, como neurología y fisioterapia.

¿Qué puede hacer un neurofisioterapeuta?

Para recuperar las plenas capacidades sensitivo- motoras hay una serie de factores que desempeñan un papel esencial:

  • La fase de aprendizaje en la que se encuentra el individuo.
  • Las características de las tareas a realizar.
  • La retroalimentación y la organización de la práctica terapéutica.

Nuestros especialistas en neurofisioterapeuta, en conjunción con los neurólogos de Clínicas Beiman, realizan una evaluación permanente de la evolución del paciente, con el objetivo de aplicar las técnicas fisioterapéuticas necesarias para obtener una recuperación óptima.

Entre las técnicas que practica nuestro equipo de neurofisioterapeutas están las siguientes:

  • Terapia manual.
  • Concepto Bobath, un enfoque orientado al tratamiento de personas con trastornos de la función, el movimiento y el control postural, debido a una lesión del sistema nervioso central.
  • Métido Perfetti, o ejercicio terapéutico cognoscitivo, en el que se resalta la activación de los procesos cognoscitivos para recuperar el gesto motor.
  • Terapia Vojta, que utilizamos en lactantes, niños, adolescentes y adultos que presentan alteraciones del sistema nervioso central y trastornos motores y posturales.
  • Concepto Le Metayer, o educación terapéutica de motricidad, de aplicación frecuente en niños con trastornos motores.
  • Movilizaciones neuromeníngeas, para los trastornos de la mecanosensibilidad en el tejido nervioso periférico.
  • Aplicación de GDS (Escala de deterioro global).
  • Terapia orofacial.
  • Neurotaping, o vendaje neuromuscular.