El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y otras estructuras cuya principal función es la ejercer de sostén de los órganos pélvicos. Además de esto, el suelo pélvico asegura que los órganos mantienen una posición correcta de estos dentro de la cavidad pelviana.

Durante el embarazo y el parto, este conjunto muscular sufre estiramientos y cambios de peso y debe ajustarse a un cambio de volumen. Las fibras se estiran y por este motivo, el suelo pélvico suele debilitarse durante la gestación.

Este tipo de disfunción se suele producir en mujeres embarazadas durante el parto, especialmente tras una episiotomía. El sobrepeso, los traumatismos y enfermedades como la endometriosis o la cistitis intersticial también son causa de disfunciones del suelo pélvico.

La fisioterapia pélvica permite la reeducación del suelo pélvico, facilitando la recuperación funcional de los músculos, tratando las secuelas o paliándolas. También cumple un papel preventivo, que redunda en una mejora de localidad de vida.

Clínicas Beiman ofrece este servicio en sus centros de Jerez, Sevilla, Córdoba, Aljarafe y Jaén.

¿Cuáles son los síntomas de disfunción de los músculos del suelo pélvico?

La disfunción de los músculos del suelo pélvico puede presentarse con diferentes síntomas:

  • Sensación de dolor, pesadez o presión en la zona vaginal cuando se está de pie, al estirar o al estornudar.
  • Micciones frecuentes o dolorosas al principio.
  • Estreñimiento.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.