Buscador
Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtro
Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtro
Entre las indicaciones de las ondas de choque se encuentra la fascitis plantar

Ondas de choque en La Jugada de Canal Sur

Hace poco publicábamos un artículo en nuestro blog hablando de la regeneración de tejidos enfermos o lesionados con ondas de choque, una novedosa terapia que comenzamos a aplicar en nuestras clínicas.

En esta ocasión, José Carlos Albaladejo, responsable del Área de Fisioterapia, es entrevistado en el espacio de salud y deporte del programa de radio La Jugada de Canal Sur para responder a las dudas más frecuentes en torno a esta terapia de aparición reciente, que consiste en la utilización de ondas sonoras de alta velocidad que actúan sobre los tejidos afectos.

Oir entrevista aquí.

Indicaciones

Las indicaciones idóneas de las ondas de choque radiales son las patologías crónicas como por ejemplo: tendinopatías con mucho tiempo de evolución que no mejoran, codo de tenista, tendinopatías de manguito rotador, fascitis plantar, úlceras, quemaduras, etc.

El protocolo de aplicación de Beiman se base en 3 sesiones como mínimo y 5 como máximo, tiempo en el cual si la patología no mejora se considera que el tratamiento no surte efecto.

Efectos secundarios inexistentes

Los efectos secundarios de esta terapia no son graves, tan solo aparición de hematomas e inflamación de la zona, ambos de rápida desaparición. Teniendo en cuenta que con las ondas se busca de facto la inflamación controlada para regenerar el tejido dañado podemos decir que los efectos secundarios son casi inexistentes.

Tras la aplicación de la terapia están contraindicados los antiinflamatorios y la aplicación de hielo en la zona. La implicación del paciente en su recuperación es importante, así como la constancia del mismo.

Contraindicaciones

Por falta de estudios científicos que lo aclaren no se emplea esta técnica en ciertas patologías en niños, en mujeres embarazadas, tejidos dañados cercanos a los pulmones o intestinos. En caso de pacientes con medicación anticoagulante, tumores sistémicos e infiltraciones recientes, las ondas de choque tampoco se emplean.

Duración de tratamiento

Como decíamos el protocolo está pensado para llevarlo a cabo de 3 a 5 sesiones con una duración de 2 a 3 minutos cada una, en las que se sienten pequeños impactos en el tejido lesionado a modo de pequeño martillo percutor, y aunque hay que decir que no se trata de algo indoloro, resulta bastante eficaz.

Esta técnica no disminuye la capacidad de la fibra sensitiva del dolor, aumenta la vascularización y aumenta los factores de crecimiento endógeno.

 

Elena Niño Bernal. Responsable de Medios Sociales de Grupo Beiman.